HEMOFILIA - diagramado-06.png

¿Cómo se diagnostica la hemofilia?

A la hora de diagnosticar la enfermedad, se deben tener en cuenta tres factores:

  • La historia familiar
  • Las pruebas sanguíneas
  • Los signos que aparecen

Cuando existen antecedentes familiares de Hemofilia se recomienda realizar un test genético, a la sangre fetal durante el embarazo, o  a la sangre del cordón umbilical del recién nacido.

A niños o a adultos, el diagnóstico se hace tomando muestras de sangre para detectar si la sangre se coagula de manera adecuada.

Existen diferentes tipos de pruebas de detección:

HEMOFILIA - diagramado-25.png

Prueba del tiempo de tromboplastina parcial activado (TTPa)

Los resultados de esta prueba mostrarán un tiempo de coagulación más largo en las personas con Hemofilia.

HEMOFILIA - diagramado-26.png

Prueba del tiempo de protrombina (PT)

Los resultados de esta prueba serán normales en la mayoría de las personas con Hemofilia.

HEMOFILIA - diagramado-27.png

Prueba de fibrinógeno

Se suele realizar cuando el paciente tiene resultados anormales en las pruebas PT o TTPa.

HEMOFILIA - diagramado-28.png

Análisis de los factores de la coagulación

Esta prueba se realiza para determinar el tipo de Hemofilia y que tan grave puede ser y permite al especialista escoger el tratamiento adecuado, buscando que los resultados sean óptimos.

HEMOFILIA - diagramado-29.png

Hemograma completo

Los resultados pueden ser normales, pero si ha tenido hemorragias o ha sangrado durante un largo periodo de tiempo, la hemoglobina y el número de glóbulos rojos pueden ser bajos.

Referencias: 

https://rochepacientes.es/hemofilia/diagnostico.html

APRENDA MÁS SOBRE LA HEMOFILIA

CALENDARIO

HEMOFILIA - diagramado-11.png