Tratamiento del Linfoma no Hodgkin

Aspectos iniciales al tratamiento

La terapia inicial y la intensidad del tratamiento para los pacientes con linfoma no Hodgkin se basan en el subtipo y en la etapa de la enfermedad. 

En general, la meta del tratamiento es destruir tantas células del linfoma como sea posible 

  • Inducir una remisión completa. (que sean eliminados todos los indicios de la enfermedad).
  • Prolongar el mayor tiempo posible la sobrevida libre de enfermedad
  • Los pacientes que logran una remisión a veces se curan de la enfermedad.

En otras ocasiones quedan remanentes menores de enfermedad y el tratamiento puede controlar la progresión del linfoma no Hodgkin durante muchos años (“remisión parcial”).

 

Tipos de tratamiento

Existen varias opciones terapéuticas que deben ser analizadas junto a su médico y se seleccionarán una de estas de acuerdo a las características clínicas de la enfermedad en especial al tipo, fase y las condiciones generales del paciente. Y éstas consisten en:

Enfoque de espera vigilante: Se pospone o retrasa el tratamiento hasta que se presenten signos de progresión de la enfermedad. 

En algunos pacientes la enfermedad progresa lentamente durante un largo período de tiempo

En otros evoluciona (se transforma) en un tipo más agresivo que requiere tratamiento inmediato

 

Radioterapia: Consiste en administrar radiación de forma muy focalizada a las áreas del cuerpo que son afectadas por la enfermedad.

Quimioterapia: Consiste en la administración de fármacos usualmente por vía intravenosa de origen químico con efecto tóxico a nivel celular especialmente en las de tipo maligno.

Inmunoterapia: Consiste en la administración de fármacos biológicos de tipo anticuerpos monoclonales humanizados creados por ingeniería genética a partir de cultivos celulares de ratones.

Esta terapia se dirige exclusivamente a un marcador muy particular en las células linfoides malignas por lo tanto es más efectivo sin ser tóxico con el resto de tejidos y órganos del cuerpo.

 

Inmunoquimioterapia: es la combinación de varios tipos de fármacos que incluyen agentes químicos tradicionales junto a los agentes biológicos.

Trasplante de células madres de medula ósea: En algunas situaciones en las que el paciente pueda fracasar a las terapias farmacológicas y tenga alto riesgo de mortalidad se considera como una opción terapéutica de rescate al trasplante de células madre de medula ósea.

Referencias: 

American foundation Limphoma&Leukemia

APRENDA MÁS SOBRE EL LINFOMA NO HODGKIN

CALENDARIO