Tratamiento del Linfoma

Radioterapia

• ¿En qué consiste?

La radioterapia consiste en la utilización de rayos X. Estos rayos van dirigidos hacia las células de linfoma para destruirlas. El haz de radiación debe ir dirigido exactamente a la zona a tratar, para que llegue a todas las células de linfoma y destruya el menor número de células sanas posible.

Para ello, la máquina debe adaptarse a la zona a tratar. Te harán varias marcas en la piel con un rotulador especial. De este modo se asegura exactamente que se está tratando el área correcta.

Otras partes del cuerpo se pueden proteger con láminas de metal especiales, para evitar que los rayos X penetren en determinadas zonas.

Si la zona a tratar es la cabeza o el cuello, se te pondrá un casco de metal preparado especialmente para ti.

• ¿Cuánto dura el tratamiento?

Normalmente dura unos minutos y no es doloroso.

• ¿Me afectará la radiactividad?

No. No te afectará ni durante ni después del tratamiento.

• ¿Con qué frecuencia tengo que recibir radioterapia?

Se te administrará normalmente un tratamiento al día. El número de tratamientos varía de una persona a otra. Los tratamientos se suelen administrar todos los días, durante 2 a 6 semanas, excepto los fines de semana. 1

• Efectos secundarios

La radioterapia puede hacer que te encuentres cansado inmediatamente después del tratamiento. El cansancio también aumenta con el tiempo. Puede que te sigas encontrando cansado durante una temporada, incluso después de finalizar todos tus tratamientos.

Puede que te sientas un poco mareado, pero este efecto suele desaparecer rápidamente. Si te sientes mareado. Hay fármacos contra el mareo. Consulta los consejos para las náuseas más abajo.

Podrás notar que tienes la piel muy sensible, más o menos como cuando tienes una quemadura solar. El equipo del hospital te indicará cómo debes cuidarte la piel. Pueden proporcionarte una pomada especial. Cúbrete las áreas irritadas de la piel cuando salgas, para protegerlas del sol y del viento. Utiliza una crema de protección solar, si te lo recomiendan.

Puedes perder pelo si las radiaciones entran o salen de tu organismo a través de una zona vellosa.

Puedes tener diarrea o estreñimiento si estás recibiendo radioterapia en el abdomen.  Si tienes diarrea, bebe mucho líquido. Consulta los consejos para la diarrea más abajo.

Si la zona que se está tratando es la garganta o el cuello, podrás notar sequedad o llagas en la boca. También puedes tener dificultades para tragar.

Si tienes sequedad o dolor de garganta, bebe con regularidad. Come alimentos blandos. Se pueden utilizar colutorios y sprays para aliviar estos efectos. Consulta los consejos para el cuidado de la boca más abajo.

En caso de tener alguna de estas molestias consulta con tu médico.

Quimioterapia

• ¿En qué consiste?

El objetivo de la quimioterapia es destruir todas las células de linfoma que haya en el organismo.

Para ello, se elige una combinación de fármacos. La elección de los fármacos depende del tipo de linfoma que tengas, dónde está localizado, tu edad, etc.

La cantidad de fármacos que recibas y la frecuencia con que se administran se denomina régimen de tratamiento. El nombre que reciben los regímenes de tratamiento suele estar compuesto por las iniciales de los fármacos que incluyen.

• ¿Por qué tengo que recibir una mezcla de fármacos?

Los fármacos que incluye un cóctel actúan de diferentes maneras. Por ejemplo, un fármaco puede impedir que las células de linfoma se sigan alimentando, para que así mueran las células existentes. Otro fármaco puede interferir con las células de linfoma cuando están a punto de dividirse y de este modo no podrán hacerse más numerosas.

• Voy a recibir esteroides. ¿Significa que voy a tener muchos músculos?

Los esteroides que se utilizan para tratar el linfoma no son los mismos que los anabolizantes que están prohibidos en los deportes. El tratamiento esteroide que recibas puede hacer que tengas más apetito y ganes peso temporalmente.

• ¿Qué es un transplante de células madre?

A veces, es necesario administrar una cantidad extraordinaria de fármacos quimioterápicos. Esto significa que la médula ósea tarda mucho más tiempo en volver a producir células sanguíneas. Por consiguiente, antes de administrar la quimioterapia, se recogen células madre de la sangre. Después de terminar la quimioterapia, se reintroducirán estas células en tu organismo, mediante una transfusión, y se volverán a implantar en la médula ósea.

• ¿Qué es una célula madre?

Una célula madre es una célula sanguínea que se encuentra en una fase inicial de desarrollo. El organismo no ha decidido todavía si esta célula va a ser un glóbulo rojo, un glóbulo blanco o una plaqueta. Las células madre son muy útiles tras la administración de quimioterapia a dosis altas. Se reintroducen en la sangre y el organismo las convierte en el tipo de células que más necesita.

• ¿Cómo se administra la quimioterapia?

Los fármacos quimioterápicos se preparan frecuentemente en forma de solución. Se pueden inyectar o administrar gota a gota, en una vena del brazo, desde una bolsa de plástico que contiene el fármaco, por medio de un catéter (cánula estrecha) y una aguja.

La cánula, o catéter, se deja insertada todo el tiempo que dure el tratamiento, que puede ser entre 3 y 6 meses. Esta cánula se conoce como catéter de Hickman o catéter central. El equipo del hospital comentará contigo el método que planean utilizar. Puedes hacer todas las preguntas que quieras. 2

Se pueden administrar otros medicamentos,por vía oral.

• Fiebre

Independientemente de las precauciones que tomes, puedes contraer una infección. Coméntalo con tu médico si te encuentras mal. Tómate la temperatura. Un aumento de la temperatura es un signo de infección.

  • La temperatura corporal normal es de 37 grados centígrados (ºC).
  • Si no te encuentras bien o notas calor o sofocos, tómate la temperatura utilizando un termómetro.
  • Si tu temperatura oscila entre 38ºC y 38,5ºC, tómatela de nuevo al cabo de media hora.
  • Si sigue aumentando, llama inmediatamente al hospital.
  • Si no tienes fiebre, pero te sigues encontrando mal, díselo al médico.

No tomes ningún medicamento que lleve paracetamol para intentar bajar la fiebre. Espera hasta que te lo indique el médico que sabe que tienes linfoma. 3

No tomes NUNCA aspirina ni ningún medicamento que contenga aspirina, puesto que afecta a la coagulación sanguínea. Cuando tu recuento de plaquetas es bajo, la aspirina puede provocar una hemorragia interna grave.

 

También te puede interesar: Linfoma no Hodgkin, la clave es tratarlo a tiempo

Referencias: 

 

Etiquetas:

linfoma

 

 

Últimos artículos

linfoma

El médico realizará un examen clínico completo, incluyendo información sobre los síntomas, posibles factores de riesgo, …

linfoma

Es necesario determinar el estadio del LNH con el fin de planificar el tratamiento. Es importante recordar que incluso…

linfoma

Lo más probable es que sí. Los fármacos que se utilizan para destruir las células de linfoma dañarán también a otras cél…

linfoma

Igual que las células del linfoma y las células del pelo, las células de la boca se dividen rápidamente. Por consiguiente…

linfoma

Representa compaginar la vida normal con etapas en las que se recibe tratamiento. La quimioterapia y la radioterapia afec…

Calendario

16/11/2018

Día mundial del cáncer de páncreas

17/11/2018

Día mundial del cáncer de pulmón

15/02/2019

Día mundial del cáncer infantil